Realizar una Boda Podria Llevarlo a la Cárcel?

Esta es una historia basada en hechos reales

Pedirle al Pastor Leavy que realizará una boda lo hizo sentirse honrado, especialmente ya que los individuos a ser unidos en matrimonio eran amigos de la infancia de él. Todos habían crecido juntos en el mismo pueblo de Texas, y habían asistido a la misma iglesia. La pareja comprometida, que ahora vivía en Ohio, quería que el Pastor Leavy realizara la boda y firmara la licencia de matrimonio.

Una pequeña historia sobre el Pastor Leavy 

Desde su infancia, el Pastor Leavy había servido en su iglesia. Él sintió una llamada al ministerio y trabajó en casi todos los departamentos del mismo. Cuando llegó la oportunidad para licenciarse como ministro, fue el primero en inscribirse. Su pastor de los últimos 17 años llevó a cabo una ceremonia frente a la congregación completa y le emitió una licencia ministerial. Poco tiempo después de obtener su licencia, el Pastor Leavy compartió con su propio pastor acerca de lo que sentía, sobre el hecho de que en el futuro cercano el Señor le abriría una puerta para que él iniciara una iglesia. Por alguna razón, el Pastor Leavy detectó una respuesta “no tan emotiva” por parte de su pastor.

Un año después, y luego de varias conversaciones sobre cómo iniciar una nueva iglesia, el Pastor Leavy le preguntó a su pastor si lo ayudaría a iniciar una nueva iglesia. Él quería realizar un programa de lanzamiento de veinte semanas e irse con la bendición de su pastor. La única respuesta de su pastor fue, “No estás listo”. El Pastor Leavy decidió que esperaría nueve meses antes de preguntar de nuevo. Mientras tanto, su relación con su pastor parecía deteriorarse. 

El pie izquierdo de la hermandad

Ahora, nueve meses desde su última conversación sobre iniciar una iglesia, el Pastor Leavy una vez más le pidió ayuda y su bendición a su pastor, sin embargo, su pastor de nuevo se encontraba renuente. Compartiendo sus más sinceras convicciones sobre el asunto, el Pastor Leavy dijo, “Estoy tan convencido de que el Señor puso su nueva iglesia en mi corazón, que me siento obligado a irme por mi cuenta.” Su pastor le dio algunos consejos.

  1. No inicie la iglesia en un lugar demasiado cercano a la mía.
  2. No tiene permiso de decir a nadie en esta iglesia que está iniciando una nueva iglesia.
  3. Si alguien de esta iglesia lo sigue, envíelo/a de regreso.

Un mes después, el Pastor Leavy lanzó una nueva iglesia a quince millas de su antigua iglesia. Aunque le hubiera encantado recibir la bendición de su pastor, sabía que había llegado el momento de tomar su camino y seguir el llamado en su corazón. Un año después del lanzamiento, la iglesia tenía 61 miembros, y muy pronto firmaría un contrato para mudarse a una ubicación de fachada nueva.

La boda en Ohio

Seis meses antes de la boda, el Pastor Leavy se encontraba haciendo preparativos cuando un amigo lo llamó. El amigo le informó de que el antiguo pastor del Pastor Leavy había escuchado sobre el evento de la boda que se acercaba y había verbalizado su asombro sobre cómo el Pastor Leavy sería capaz de realizar una boda siendo que él (el antiguo pastor) había revocado la ordenanza del Pastor Leavy. 

Esto entristeció al Pastor Leavy, pero al mismo tiempo hizo que surgieran ciertas dudas. ¿Puede ser revocada una ordenanza? ¿Ya no soy considerado un ministro ordenado? ¿Qué sucederá con la boda en Ohio que se acerca en seis semanas? ¿En dónde puedo ser ordenado en seis semanas?

Muchos pastores se ven en la misma situación 

Así como el Pastor Leavy, hay miles de pastores en América que se enfrentan a circunstancias similares. Muchos no saben a quién acudir. Afortunadamente, hay una respuesta. Las leyes de nuestro país brindan una solución para ministros en circunstancias similares. Aquí hay algunas noticias alentadoras:

  1. Cuando se hace de forma correcta, un ministro que comienza una nueva iglesia puede ser ordenado legalmente a través de la iglesia que comienza.
  2. Hemos identificado ocho requisitos que deben cumplirse para que una ordenanza sea válida (discutimos los mismos en todas nuestras conferencias).
  3. Las leyes de los cincuenta estados reconocen ordenanzas alrededor de los límites estatales.

El Pastor Leavy encontró una respuesta 

Muchas veces, se necesita un buen problema para lograr que alguien encuentre la dirección correcta. El Pastor Leavy inmediatamente empezó a buscar una respuesta. Cuando vio que realizaríamos una conferencia en Dallas, inmediatamente se inscribió. Aquí, él aprendió mucho más de lo que pudo imaginar. Más adelante, establecimos la estructura legal completa de su iglesia para él, desde de la incorporación y estatutos hasta 501 (c) (3), y también establecimos un programa de ordenación que cumplía con los ocho requisitos. También aprendió un detalle importante que le evitó algún tiempo en la cárcel. A través de nuestro software él aprendió que el código revisado de Ohio dicta una multa de quinientos dólares y encarcelamiento de hasta seis meses si llevaba a cabo la boda en Ohio sin primero obtener una licencia especial para solemnizar bodas. Afortunadamente, después de seis semanas fue ordenado a través de su iglesia recién establecida y obtuvo una licencia para solemnizar bodas en Ohio. 

Datos interesantes 

Déjeme compartir con usted ciertos datos interesantes en cuanto a la ordenación de los ministros.

  1. Usted no debe ser ordenado para poder iniciar una iglesia.
  2. Después de iniciar una nueva iglesia/ministerio, el fundador puede ser ordenado legalmente a través de una resolución adoptada adecuadamente por parte de su junta directiva (presbíteros o consejeros).
  3. Una vez ordenado, no significa que siempre estará ordenado. Una iglesia puede revocar su ordenación. Adicionalmente, si la iglesia que lo ordenó deja de existir, su ordenanza no es válida.
  4. La Corte Suprema de los Estados Unidos emitió un dictamen el 12 de enero de 2012 que amplió la definición de un ministro. Estas son buenas noticias.
  5. No existe ninguna ley o regulación que prohíba que un ministro ordenado predique el Evangelio libremente.

¿Está seguro de que su ordenanza es sólida? 

Al sopesar su ordenanza ministerial, siempre es mejor estar seguro. Si tiene alguna duda o necesita tener más información, nuestras conferencias le enseñarán todo lo que usted necesita. Si usted está considerando iniciar una iglesia o ya ha comenzado a hacerlo, es necesario que usted pueda lograr que el lenguaje en sus documentos corporativos sea el correcto. Muchas iglesias inician pero nunca consideran la calidad de sus documentos fundacionales corporativos y como resultado más adelante se dan cuenta de que existen muchas deficiencias que ponen su ordenación en duda. Llámenos al 770-638-3444. No se decepcionará.

La Máxima Lista de Cotejo de Fin de Año para el 2014

¿Puede creer que ya sea diciembre? La época de fiestas esta sobre nosotros y el fin de año se acerca rápidamente. Durante este tiempo del año es cuando reflexionamos sobre la bondad de Dios en todo lo que ha hecho durante el año, y anticipamos ansiosamente lo que hará por nosotros en el nuevo año que comienza. Sin embargo, es importante que no nos permitamos distraernos de algunas responsabilidades administrativas y fiscales de “fin de año”. Con tantas celebraciones, obras navideñas y fiestas, el Año Nuevo parece llegar antes de lo que nosotros quisiéramos. Es por esto que cada año preparamos una lista de cotejo exhaustiva con 28 cosas que su iglesia debe dejar listas antes de recibir el Nuevo Año. La llamamos la Máxima Lista de Cotejo de Fin de Año. Miles y miles de iglesias la utilizan cada año como una guía para concluir el año de pie.

¿Esta listo para terminar el 2014 de pie? Entonces, haga clic aquí para descargar la Máxima Lista de Cotejo de Fin de Año

Pastor infringe la ley utilizando la tarjeta de credito de una iglesia; la Junta Directiva lo bendice

Punto clave: Muchas Juntas Directivas de iglesia, en un esfuerzo para ser una bendición para su pastor, aprobarán cualquier arreglo financiero sin saber que es ilegal, dando como resultado problemas para el pastor y la misma junta.

Quiero que imagine la reunión de una Junta Directiva de iglesia en proceso. Durante esa reunión, el pastor, quien acaba de ser nombrado, discute su historia personal y los problemas que ha tenido con su crédito. Habiendo pasado por un divorcio financieramente devastador seis años atrás, antes de ser salvo, el pastor ha tenido problemas para recuperarse de forma económica. Siendo este el caso, hace casi dos años, solicitó que la iglesia aplicara para una tarjeta de crédito y le permitiera utilizarla para sus gastos personales. En cambio, les aseguró que cada mes la cuenta sería pagada por completo. Durante el primer año, obró tal y como había prometido; pagó la tarjeta por completo cada mes. Sin embargo, durante los últimos nueve meses solamente ha hecho pagos mínimos, y el balance ha subido a $5,700.00. Nadie en la junta le ha preguntado sobre esto, y no parece que el pastor podrá pagar la tarjeta este mes, ya que se atrasó en hacer el pago mínimo. ¿Qué debería hacer la iglesia? ¿Es legal para la iglesia el permitirle al pastor utilizar una tarjeta de crédito a nombre de la iglesia para propósitos personales, aun si la paga cada mes? Cuando se intersecan, los problemas en relación a la iglesia y los negocios personales pueden causar serios problemas legales para una iglesia. Este es un ejemplo clásico. Muchas juntas directivas de iglesias, buscando ayudar a su pastor con la sinceridad de su corazón, aprueban arreglos que no solamente meterán al pastor en problemas con el IRS bajo la sección 4958, sino que a ellos también, pudiendo ser multados por hasta $20,000.00 cada uno.

Lo fácil que es infringir la ley

En una escala nacional, un gran número de ministros utilizan la tarjeta de crédito de la iglesia para uso de la misma, así como para uso personal. Muchos de los ministros pagan a la iglesia por el uso personal de la tarjeta, pero un gran número no lo hacen. El utilizar la tarjeta de crédito de la iglesia para uso personal es una práctica que debiera ser evitada, ya que las consecuencias legales pueden ser muy serias. A continuación se presenta una lista de lo que puede pasar cuando se le permite al ministro, o cualquier oficial o empleado, hacer esto.

  1. Pérdida de estatus “exento de impuestos”: La sección 501 requiere que “ninguna parte de los fondos del ministerio deben habituarse para el beneficio privado de ningún individuo”. Aunque el pastor esté pagando a la iglesia, el uso de dichos fondos de forma temporal se considera un beneficio privado. Solamente esto es suficiente para que una iglesia/ministerio pierda su estatus “exento de impuestos”. La pérdida de esta exención de impuestos también haría que las donaciones a la iglesia fueran no deducibles. Las consecuencias podrían afectar más que solo al ministro.
  2. Transacción de exceso de beneficios: ¿Qué sucedería si, como en el ejemplo utilizado anteriormente, el ministro no pudiera pagarle a la iglesia? Una sección separada del código de impuestos clasificaría esto como una transacción de exceso de beneficios, lo cual tendría como resultado un impuesto/ penalidad como sanción intermedia del 225%. Como en el caso del ministro que acumuló cargos de $5,700.00, la sanción seria de $12,825.00. También se puede responsabilizar a los miembros de la Junta Directiva bajo la sección 4958(d)(2) por aprobar dichas transacciones y ser multados hasta por $20,000.00
  3. Malversación: Uno de los peligros que frecuentemente discuto con ministros es el hecho de que cuando el IRS o el estado realiza una auditoría a la iglesia, revisa rastros de papeleo y otras evidencias para determinar si se cometió un crimen. Es completamente posible que el utilizar una tarjeta de crédito de la iglesia no inicie con la intención de cometer un crimen, pero puede ser interpretado de esa forma, si el agente/oficial de rentas cree que la tarjeta fue utilizada con la intención de no pagarla nunca. Normalmente, la falta de documentación y el tipo de compras realizadas, combinada con la cantidad que aún no se ha pagado, podría resultar en una acusación inesperada.

¿Qué si uso la tarjeta de la iglesia por accidente?

Cuando era pastor, llevaba la tarjeta de crédito de la iglesia en mi billetera. De vez en cuando, salía al supermercado y pagaba algo, solamente para darme cuenta después de realizar la transacción que accidentalmente había utilizado la tarjeta de crédito de la iglesia en vez de mi tarjeta personal. Si me daba cuenta mientras aún estaba en el supermercado, iba a Servicio al Cliente y revertía la transacción. Después pagaba nuevamente utilizando mi tarjeta personal. Sin embargo, si notaba el error hasta que había salido del supermercado, inmediatamente escribía un cheque a la iglesia y explicaba (por escrito) la razón por el cheque. Es mejor prevenir que lamentar.

La política para el uso de tarjeta de crédito de la iglesia

Toda iglesia debería tener una política para el uso de tarjeta de crédito que tenga los siguientes tres criterios.

  1. Cómo se debe utilizar la tarjeta: La iglesia solamente debería permitir que se utilice la tarjeta en compras que son necesarias y dentro del presupuesto de la iglesia.
  2. Aplicación de límites de gastos: Algo increíble sobre la tecnología es la habilidad que un banco posee de permitirle aplicar límites de gasto mensual en cada tarjeta de crédito que su iglesia emita. También le permite ver transacciones ordenadas por usuario de la tarjeta. Usted sabe quién y cuanto gastó cada usuario de la tarjeta.
  3. Requisitos estrictos al reportar: Requiera que cada transacción esté acompañada de un recibo. Para mantener a la iglesia fuera de problemas fiscales, la política debe declarar que el fallo en proporcionar un recibo puede resultar en una clasificación de ingreso personal para la transacción.

¿Qué sobre llenar el tanque de gasolina con la tarjeta de la iglesia?

Frecuentemente la iglesia le da al pastor un “subsidio por gasolina” o “salario por gasolina”. Una iglesia en Charlotte, Carolina del Norte, aprobó al pastor para recibir $200.00 mensuales por gasolina. La razón por la que la iglesia lo aprobó fue porque el pastor incurría en varios cientos de millas al mes en su vehículo personal realizando ministerios de la iglesia. Cada mes, cuando el pastor necesitaba llenar su tanque de gasolina, se le permitía usar la tarjeta de crédito de la iglesia. La iglesia lo consideraba como un reembolso y no reportaba el subsidio de $200.00 mensuales al IRS. Lo que la iglesia no sabía era que el subsidio de gasolina requería ser reportado al IRS como ingresos para el pastor. Un subsidio de gasolina como el que se describe arriba no es legal. El IRS considera estos tipos de subsidios de gasolina como planes de reembolso no contable y los persigue. Sin embargo, si la iglesia adopta un plan de reembolso contable, puede pagar por la gasolina del pastor reembolsando sus millas. En muchos casos cuando la iglesia reembolsa al pastor por las millas en las que ha incurrido, le sale mucho mejor a él que si hubiera recibido una suma fija. Déjeme explicarle. La iglesia ABC le da al Pastor X un subsidio por gasolina de $200.00 al mes. Eso es un total de $2,400.00 anuales por los que él tendrá que pagar impuestos federales sobre la renta. Sin embargo, si la iglesia hubiera elegido reembolsar sus millas bajo un plan de reembolso contable, el habría recibido un promedio de $215.00 al mes libre de impuestos. Fíjese, él logró un promedio de 384 millas por mes. Al reembolso actual establecido por el IRS, él puede recibir hasta $0.56 por milla. A continuación se encuentran tres requisitos de una política de reembolso contable.

  1. El plan debe estar por escrito
  2. Debe haber una conexión de negocios al gasto siendo reembolsado. Esto significa que el gasto debe ser un gasto de negocios deducible incurrido en conexión con los servicios realizados como un empleado.
  3. Debe haber una contabilidad “adecuada” por parte del pastor dentro de un periodo razonable de tiempo.

Como se inician los problemas

Nadie comienza una iglesia pensando que se meterá en problemas con el IRS o un oficial de rentas del estado. Aun así, un número alarmante de iglesias estaría en problemas si una auditoría federal o estatal llegara a llevarse a cabo. La vida actual se mueve a un ritmo significativamente más rápido ahora. Cuando mi esposa y yo iniciamos una iglesia, pensábamos que ya la vida era rápida en ese entonces, pero comparada con el mundo del ministerio de hoy en día, nuestros días de plantación de iglesias se ven lentos y relajados. El rápido ritmo de la vida en el ministerio está rodeado de, literalmente, cientos de leyes estatales y federales que impactan los aspectos civiles y financieros del ministerio. Muchos pastores, muy poco tiempo después de iniciar sus iglesias, empiezan a perder el sueño sobre el hecho de que no Iniciaron CORRECTAMENTE (StartRIGHT). Después de un tiempo, los errores del pasado se empiezan a acumular, y antes de que usted se dé cuenta, el lado financiero y legal de la iglesia se convierte en una carga pesada cargada con una molesta voz interna que constantemente le hace la pregunta de lo desconocido, “¿Y qué si…?”. Habiendo sido un pastor, y habiendo consultado miles de pastores, entiendo muy bien cómo se siente. Al mismo tiempo, tengo palabras de aliento para usted. El conocimiento es poder. Si usted se toma el tiempo de ganar el conocimiento que necesita para llevar a su ministerio al cumplimiento legal, muy pronto sentirá como una carga se levanta de su alma y su corazón se sentirá liberado para soñar y volar en el destino de su ministerio. Le aliento a asistir a una de nuestras Máximas Conferencias sobre la Estructura de la Iglesia y reciba el conocimiento que le da poder.

Reuniones de la Junta Directiva sin tomadores de minutas; un grave error

Punto Clave: Una reunión sin minutas, no es una reunión de Junta Directiva. 

Hace poco tiempo, tuve una conversación con un administrador quien recientemente se había unido al personal de su iglesia. Mencionó que durante los tres meses que había estado allí, no había encontrado ningún rastro de algún registro de las reuniones de Junta Directiva de la última década. Preguntó qué pasaría si no encontraba ninguna minuta. Mi respuesta fue simple: Una reunión de junta directiva sin minutas es simplemente una hermandad. Cuando una iglesia tiene reunión de junta directiva, DEBE ser documentada. Las minutas deben tomarse y editarse adecuadamente. Las minutas son discusiones y decisiones documentadas realizadas por la junta directiva. Dichas minutas también deben ser leídas por cada uno de los miembros de la junta y aprobadas a través de un voto de la junta directiva. Si la junta se reunió y tuvo una reunión de junta sin minutas, la junta simplemente tuvo un momento de hermandad.

¿Qué pasa si los miembros de la junta viven en diferentes ciudades o estados? 

Si su iglesia comenzó con miembros de junta que vivían en diferentes estados, usted entiende las dificultades de reunirse para una reunión. La respuesta a este dilema yace en sus estatutos. Lo que sus estatutos dictan en cuanto a las minutas de las reuniones de junta puede favorecerlo o dañarlo. Cada iglesia, ministerio y cualquier otro tipo de situación sin fines de lucro debería incluir un espacio en sus estatutos que le permitan que las reuniones de la junta se lleven a cabo a través de medios electrónicos. Las leyes estatales establecen provisiones para esto, así que ¿por qué no tener cláusulas dentro de sus estatutos que permitan la asistencia a una reunión de junta a través de medios electrónicos y consentimiento unánime escrito a través del correo electrónico? Estas disposiciones permiten que los miembros de la junta que viven en otros estados participen como si se encontraran físicamente presentes en las reuniones.

Diferentes tipos de reuniones de junta 

Las leyes de los 50 estados claramente requieren que, como mínimo, se lleve a cabo una reunión de junta y que las minutas se tomen para documentar las decisiones tomadas. Esta reunión es llamada la reunión anual de los directores. En esta reunión, se discuten salarios, políticas y procedimientos, subsidios de vivienda, programas de retiro, seguros, reportes financieros y un sinfín de otros temas. Esto se conoce comúnmente como la gran reunión anual de la junta.

El otro tipo de reunión de junta directiva es conocida como la reunión especial de junta. Este tipo de reunión se lleva a cabo alrededor del año entre reuniones anuales de los directores. Se realiza para discutir planes y temas que son tan importantes que no pueden esperar para la reunión anual. A continuación se encuentran algunas cosas que pueden surgir durante el año que requieren reuniones especiales  de junta directiva.

  1. Reparaciones de edificios
  2. Contratación de un empleado
  3. Compras importantes tales como propiedades y automóviles
  4. Préstamos  
  5. Renuncias
  6. Conflictos entre miembros
  7. Enmiendas a documentos legales fundamentales (estatutos, artículos de incorporación, programas de ordenanza, etc.)
  8. Adopción de nuevas políticas
  9. Adición o destitución de un miembro de la junta
  10. Disciplina de un miembro de la iglesia

Cómo llevar minutas

A continuación se encuentra una rápida lista de cotejo sobre cómo convocar adecuadamente una reunión de junta directiva y sobre cómo mantener minutas de las reuniones. Nuestro recurso, llamado Conjunto de Registros Corporativos, le mostrará paso a paso cómo tomar minutas en reuniones de junta directiva junto con todos los demás registros corporativos, incluyendo el sello corporativo.

  1. Crear una agenda y editarla adecuadamente con el orden correcto, lectura de las minutas previas, negocio nuevo, negocio antiguo, etc.
  2. Enviar la notificación de una reunión de junta directiva a cada uno de los miembros de la junta, dando suficiente tiempo como se requiere de acuerdo a la ley estatal.
  3. Crear una lista de asistencia y utilizarla para mantener la asistencia de los presentes y los ausentes.
  4. Mantener notas detalladas sobre discusiones y decisiones utilizando un formulario basado en la agenda (StartCHURCH proporciona dicho formulario en el Conjunto de Registros Corporativos).
  5. Utilizar las notas para crear las minutas reales utilizando el formato que recomendamos en nuestro Conjunto de Registros Corporativos.
  6. Enviar una copia a cada miembro de la junta directiva.
  7. En la próxima reunión de junta directiva, ratificar la copia de las minutas que se le envió a cada uno de los miembros de la junta directiva.

Minutas y Registros Corporativos 

¿Qué de bueno tendrían las reuniones de junta directiva si las minutas no aparecieran en los registros corporativos? La Sección 16.01 (a), La corporación modelo de 1987, establece que “Una corporación debe mantener minutas de todas las reuniones como registros permanentes…” Asimismo establece que la corporación debe mantener los siguientes registros en la oficina de la iglesia o ministerio:

  1. Artículos o artículos replanteados, de incorporación y todas las enmiendas a los mismos que se encuentren actualmente válidos;
  2. Estatutos, o estatutos replanteados, y todas las enmiendas a los mismos que se encuentren actualmente válidos;
  3. Resoluciones adoptadas por su junta directiva en relación a las características, calificaciones, derechos, limitaciones y obligaciones de los miembros, o cualquier clase o categoría de miembros;
  4. Minutas de todas las reuniones de los miembros y registros de todas las acciones aprobadas por los miembros durante los últimos tres años;
  5. Todas las comunicaciones escritas a los miembros, generalmente dentro de los últimos tres años, incluyendo los estados financieros de los últimos tres años;
  6. Una lista de nombres y direcciones de hogares o negocios de sus directores y oficiales actuales;
  7. Su reporte anual más reciente entregado al secretario de estado.

Pensamientos Finales

Una Corte federal en Washington decretó que una iglesia no tenía una junta directiva válida ya que nunca se habían tomado minutas para documentar la elección o designación de los miembros de la junta directiva actual. El no mantener minutas permite que una corte rasgue el velo corporativo. Adicionalmente, en una auditoría, la única prueba que tiene para demostrar que su ministerio opera de forma consistente con su objetivo, estatutos y la sección 501(c)(3), se documenta adecuadamente en las minutas de la reunión de junta directiva. El no llevar minutas puede causarle penas significativas.

Indemnizacion; como proteger a los miembros de su Junta Directiva?

El clima no podría estar mejor para una excursión de la iglesia en el parque estatal. El pastor Steele, junto con su congregación de 85 personas, había planeado una fiesta familiar con la iglesia en donde realizarían juegos, prepararían hamburguesas y disfrutarían junto a la hermandad. Más temprano esa mañana, Albert, uno de los miembros de la Junta Directiva de la iglesia, fue al supermercado a comprar 40 libras de carne de res para las hamburguesas. Cuando ingresó al estacionamiento, se dirigió a estacionar su auto, y en el proceso, no calculó bien la distancia entre su auto y el auto estacionado al lado. Su auto chocó al otro de forma lateral, causando algunos daños. Inmediatamente escribió la matrícula del auto y reportó el incidente al gerente del supermercado, quien llamó al propietario. Después de intercambiar información y dar el número de teléfono de su compañía de pólizas de seguro, continúo con su día.

Dos semanas después

¿Qué iba a hacer Albert? Su caminata matutina al buzón de correos lo sorprendió de una forma en la que nunca lo había hecho. En su buzón encontró una carta de la mujer cuyo auto él había chocado. Era una carta de demanda pidiendo una cantidad de $1,100.00 por compensación de daños para la computadora portátil de su hija y $350.00 por honorarios legales. Ella afirmaba que había sido dañada al momento que él golpeó el carro.

Después de sopesar la carta y compartirla con su pastor, buscaron el consejo de un abogado local. El les dijo que tenían dos opciones. Una era pagar su demanda y la otra era escribirle de vuelta y negarse a su solicitud. Albert y su pastor sintieron que lo mejor por hacer para todos era voltear la otra mejilla y pagar su demanda. Sin embargo, Albert, quien ya estaba jubilado, vivía de su pequeña pensión y el seguro social. ¿Cómo pagaría la demanda?

La indemnización era la respuesta

Muy frecuentemente, las iglesias no se dan cuenta que las leyes de los estados le permiten a la iglesia indemnizar a miembros de la junta directiva, empleados, oficiales y voluntarios. Para poder aprovechar este beneficio, la iglesia/ministerio debe estar constituida como una sociedad. La indemnización significa que la iglesia asegurará (protegerá) a un individuo en contra de daños o pérdidas futuras que surjan de eventos que ocurran cuando el individuo se encuentra sirviendo en su capacidad como miembro de la junta, personal (empleado), oficial o voluntario.

Como la iglesia protegió a Albert

El pastor Steele sabía que la iglesia tenía una política que proporcionaba indemnización a sus miembros de la junta directiva. Le aseguró a Albert que si la compañía de seguros de la iglesia no pagaba la demanda, la iglesia estaba autorizada a pagarla debido a la política de indemnización. La compañía de seguros rechazó la demanda. (Explicaré la razón de esto en un artículo más adelante).

Dos semanas después, la iglesia proporcionó un reembolso anticipado a Albert por la cantidad de $1,450.00 para que pudiera pagar la demanda. ¿Estaba la iglesia autorizada a pagar su demanda sin que ésta no constituyera un ingreso imponible? ¿Por qué no infringía la regulación 501(c)(3) o causaba una violación de la sección 4958?

La explicación de la política de indemnización

Para que su iglesia/ministerio pueda indemnizar adecuadamente a sus miembros, debe seguir de forma apropiada las reglas de indemnización. La iglesia del pastor Steele lo hizo en la forma correcta. A continuación se encuentran los pasos a seguir que le enseñarán como hacerlo:

  1. Adopte una política de indemnización. Si usted quisiera obtener una copia de una política de indemnización, por favor llámenos al 770-638-3444 y le enviaremos una por correo, ¡absolutamente gratis!
  2. Guarde todas y cada una de las cartas de demanda y las respuestas a esas cartas de demanda.
  3. Guarde todos los informes policiales, si los hay.
  4. Guarde toda la correspondencia realizada con la compañía de seguros, incluyendo si pagan o rechazan cualquier reclamo.
  5. Llene una solicitud de reembolso anticipado. Se proporciona una copia en la página 10 del manual de la conferencia.
  6. Pague la demanda al individuo.
  7. Asegúrese que el individuo pague la demanda.

Pensando bien las cosas

Un ministerio es más que solamente buenas enseñanzas, prédicas y servicios de reavivamiento. Una gran iglesia se asegura que sus fundamentos legales sean sólidos. Creo que cuando un pastor decide trabajar PARA su ministerio y no solamente EN su ministerio, experimentará un incremento en su mayordomía. Por favor tómese el tiempo ahora mismo para pensar en los fundamentos de su iglesia. ¿Se encuentran sólidos? ¿Hay algunas cosas que lo mantienen despierto por las noches? ¿Sueña con que su ministerio se convierta en una fuerza vital para la comunidad; llena de personas, programas de alcance, entidades con fines de lucro, salvaciones y curaciones? Todo comienza con tener cuidado por las pequeñas cosas de primero. Permítanos compartirle una visión que lo fortalecerá en ese camino. Asista a una de nuestras conferencias. No se arrepentirá.

Los Peligros de Copiar y Pegar

Después de recibir la confirmación de un ministro que llegaría de visita, Darrell sabía que su oportunidad para formar una iglesia finalmente había llegado. Una semana después de recibir la confirmación, Darrell, muy emocionado, se reunió con su pastor quien estaba de acuerdo con él en que el llamado de Dios lo había tocado y que pronto se involucraría en el ministerio. Solamente seis meses después, en una mañana primaveral de domingo, su pastor puso sus manos sobre él en presencia de la congregación completa y oficialmente lo envió. El Pastor Darrell inició un nuevo trabajo en Laurel, MD.

Iniciando

El Pastor Darrell se regocijaba de gran manera mientras las personas comenzaban a llegar a su casa cada noche de jueves para orar y buscar al Señor en la ciudad de Laurel. Cierto tiempo después, la casa apenas podía con las 45 personas quienes se reunían semanalmente y por lo tanto, decidieron que había llegado el momento de realmente considerar moverse a una ubicación más grande. Eligieron reunirse en la cafetería de una escuela hasta que el Señor proporcionara un lugar que pudiera convertirse en algo más permanente. Mientras tanto, el Pastor Darrell trabajó duro para crear para su nueva iglesia un conjunto de estatutos que cumplieran con la estructura de desarrollo de su novato ministerio. Después de todo, necesitaba estatutos ya que le habían dicho que las iglesias necesitan tenerlos.

Encontrando Estatutos 

Siendo un individuo ingenioso, el Pastor Darrell siempre había sido fuerte cuando se trataba de buscar cosas y encontrar respuestas. Y así, pensando en la mejor manera de establecer los estatutos obligatorios, inmediatamente llamó a su antiguo pastor, seguro de que él le brindaría la ayuda que él necesitaba. Sin embargo, para el asombro de Darrell, su pastor bailaba verbalmente alrededor del tema hasta que Darrell pudo concluir que su pastor no quería compartir con él ninguna información relacionada con estatutos. Se preguntaba el porqué de su silencio. Pero siendo tan perseverante como era él, Darrell no dejó que eso le molestara. Continuó en su búsqueda, llamando a sus amigos que sabía que eran pastores de otras iglesias. Todos tenían el entusiasmo de ayudar, pero francamente, todos expresaban que ésta era un área de la cual conocían muy poco. La mayoría de ellos le confesaron que ellos no habían leído sus propios estatutos en años o que los habían copiado de algún ministerio conocido. En ésta búsqueda por el conjunto perfecto de estatutos, el Pastor Darrell continuó haciendo llamadas hasta que consiguió diferentes copias de distintos estatutos que podía considerar. Los estudió muy bien, y a partir de éstos fue a trabajar utilizando una función maravillosa de copiar y pegar en su computadora. Después de dos días, el Pastor Darrell había creado lo que él consideraba ser el documento más perfecto para su iglesia. Al menos, esto fue lo que él pensaba. 

Una ocurrencia común 

La mayoría de los fundadores de iglesias tienen dentro de su corazón el deseo de iniciar sus iglesias siguiendo el camino correcto. Es importante que ellos se aseguren que todo esté en orden con la ley, pero la mayoría de veces, el presupuesto dicta que acudan, ya sea a su pastor antiguo o a sus colegas, ya que la creación de nuevas iglesias carecen de los fondos considerables requeridos para contratar a un abogado (un cargo aproximado alrededor de $150.00 y $250.00 por hora). El resultado es una adaptación de estatutos reciclados que vagan en el Internet y que probablemente estén desactualizados y no posean el lenguaje adecuado para soportar el ataque violento de los retos legales hostiles de hoy en día.

Lo que NO sabemos

Los esfuerzos de Darrell, aunque tenían un propósito noble, lo llevaron a creer que había creado un conjunto maravilloso de estatutos que le servirían en la misión que Dios había colocado en su corazón y al mismo tiempo protegerían su iglesia y sus activos. Sin embargo, una inspección cuidadosa reveló que eran deficientes en gran manera. Además, contenían varias inconsistencias que le habrían causado una inmensa aflicción.

Cuando se trata de la preparación de estatutos para su iglesia, existen tres preguntas que debería hacerse a usted mismo. Se encuentran enumeradas a continuación.

  1. ¿Qué es lo que sé? Existen muchas cosas que usted ya sabe. Usted sabe que Dios le habló a su corazón en cuanto a su iglesia y su ministerio. Usted sabe que Dios es fiel y que lo guiará por el camino del ministerio. Usted también sabe que Dios lo llamó a usted al ministerio en su período de historia humana y que trabajar en el lado legal del ministerio es una parte válida de su llamada.
  2. ¿Qué creo que sé? De las tres preguntas, esta es la que mejor nos da un sentido de falsa seguridad ya que creemos que si nuestros estatutos cubren los temas que se nos han dicho que deben estar incluidos, todo debería estar bien. La pregunta también nos hace pensar que si nuestros estatutos fueron creados basándonos en un ministerio grande, deben ser buenos.
  3. ¿Qué no sé? ¡Esta es la pregunta que yo considero más importante! Es la que nos mantiene trabajando hasta tarde muchas noches investigando los cambios que podrían afectar el mundo del ministerio. Es aquí cuando confiar en las personas correctas cobra mucha importancia. Cuando se trata de los estatutos de su ministerio, siempre vale la pena el tiempo e inversión para lograrlos por las personas quienes saben lo que usted no sabe. 

¿Qué estaba mal con los estatutos de Darrell?

Afortunadamente para el Pastor Darrell, él descubrió que sus estatutos necesitaban mucha ayuda antes de que pudiera encontrarse con problemas potenciales. A continuación se encuentra una lista corta de siete cosas que en sus estatutos, ya sea tenían error o les faltaban algo.

  1. Sus estatutos incluían el nombre de cada uno de sus miembros de la junta directiva.
  2. Colocaban su nombre como el presidente, de por vida.
  3. La mayoría de los miembros de la junta directiva pertenecían a la misma familia.
  4. Sus estatutos tenían algunos errores de ortografía y modificadores que eran confusos.
  5. Sus estatutos incluían cláusulas, las cuales él creía que abordarían algunos de los retos culturales del matrimonio bíblico, que de acuerdo a casos recientes de la corte, es una estrategia obsoleta (en nuestras conferencias entramos en detalle sobre cuál es la mejor estrategia).
  6. Sus estatutos tenían ciertas inconsistencias en cuanto a su habilidad de llevar a cabo las actividades diarias de la iglesia.
  7. Sus estatutos no tenían una cláusula de sucesión legal.

Haciendo lo correcto 

La experiencia del Pastor Darrell no es poco común. Hay miles de iglesias hoy en día que aún creen tener buenos estatutos ministeriales, pero realmente no saben lo que deberían saber. ¿Qué sucederá con esas iglesias si ocurriera un conflicto por los estatutos? El año pasado, más de 12,000 iglesias terminaron en la corte, y más de la mitad de las demandas trataban sobre asuntos en relación a los estatutos. Muchos descubrieron que lo que creyeron que sabían era realmente lo que no sabían.

Mientras puede ser una herramienta grandiosa a utilizar para muchos documentos, cuando se trata de la creación de los estatutos para su iglesia, definitivamente es mejor dejar “copiar y pegar” fuera del panorama.

Datos y Mitos sobre la Incorporación de la Iglesia y el Ministerio

Recibí una llamada por parte de un señor X (por razones de anonimato solamente llamémoslo señor X) quien se encontraba muy molesto. Insistía en que cerrara mi ministerio y me arrepintiera por enseñarles a las personas la importancia de la incorporación de una iglesia. Me dijo que cuando una iglesia se constituye como una sociedad destituye a Jesucristo de su legítima posición como Cabeza sobre su Propio Cuerpo. Debo admitirlo, era aplastante. No estaba dispuesto a escuchar nada de lo que tenía que decir ni tampoco estaba dispuesto a permitirme la oportunidad de responder, por lo que solamente lo escuché. Unos minutos después, terminó diciendo: “Ha sido advertido… Arrepiéntase.” Me sentía estupefacto. No sabiendo que más decir, solamente respondí al final de su discurso, pisando el momento cuidadosamente al decir, “Gracias por compartir esa información conmigo.” No sé si esperaba un debate, pero a juzgar por su diatriba explosiva, sabía que nada productivo para ninguno de los dos resultaría de seguir con la conversación (Proverbios 26:4).

No era la primera vez que recibía una llamada o un correo electrónico del largo de un libro de esa naturaleza, y sabía que no sería la última. Pero algo sobre la llamada me dejó preguntándome sobre el estado de ánimo actual en relación a la iglesia y la incorporación del ministerio. Por lo tanto, decidí compartir con ustedes tres datos y tres mitos que rodean el tema de la incorporación de una iglesia o ministerio.

 Tres Datos sobre Incorporación

 Dato Uno

La incorporación de una iglesia proporciona protección de responsabilidades. Nadie pone más en riesgo que el fundador. Armados con una visión de ganancia de almas para el reino, muchos hombres y mujeres de Dios arriesgan todo lo que tienen. Pero eso no debería ser así. Al constituir el ministerio como una sociedad, la ley estatal separa al fundador de los peligros de demandas por responsabilidad e infortunio que pueda caer sobre el ministerio. Así es como funciona: Las leyes de los cincuenta estados disponen que una corporación es una entidad legal separada de sus fundadores y miembros. Esta separación crea un concepto legal conocido como indemnización. Bajo las reglas de indemnización, un miembro de la junta directiva, oficial o fundador no puede ser responsabilizado por la deuda, responsabilidades o juicios en contra de la corporación. Previene la consecuencia de los actos de un miembro de caer personalmente en las manos de todos los miembros. He aquí un ejemplo: Un voluntario de la iglesia que trabaja con niños es encontrado culpable de abuso infantil. El padre del niño intenta demandar a la iglesia, sus directores y sus miembros. Si la iglesia se encuentra constituida como una sociedad, los padres no tienen ningún caso en contra de la junta directiva o los miembros de la iglesia a nivel personal. Los padres solamente pueden intentar responsabilizar a la corporación. Si la iglesia no se encuentra constituida como una sociedad, los padres podrían tener un caso en contra del pastor, la junta directiva (ancianos) y miembros de la iglesia.

Dato dos

Los Artículos de Incorporación son el documento legal supremo de la iglesia. Bajo la ley estatal, los artículos de incorporación son el documento legal supremo de la iglesia. Tiene mayor autoridad que la constitución y los estatutos y cualquier otro documento legal. Por lo tanto, es importante que bosqueje cuidadosamente lo siguiente para proteger su visión y llamada de la mejor manera:

  1. La declaración de propósito debe crear claramente una corporación religiosa (eclesiástica) que le permita al ministerio expandirse en una amplia gama de actividades.
  2. Una cláusula que no permite que los artículos de incorporación sean modificados sin el voto y aprobación de la junta directiva incluyendo al fundador/ presidente.
  3. Una cláusula que cree membrecía, pero ordene a los estatutos a disponer sobre la manera de admisión y destitución. Esto le permite bosquejar cuidadosamente y modificar la membrecía de su iglesia sin tener que pagar dinero al estado para modificar los artículos de incorporación.
  4. Una cláusula que establezca la duración de la corporación para que sea perpetua. Una vez leí que si usted desea realizar algo increíble durante su vida, entonces debe construir algo que le sobreviva por lo menos por 100 años. Una cosa que la constitución de la iglesia en una sociedad hará es crear una existencia perpetua de su corporación. Los ministerios de muchos de nuestros grandes héroes americanos de la fe aún existen al día de hoy porque los incorporaron para asegurar la continuidad de la visión que el Señor les dio al momento en que iniciaron. Cuando pienso en existencia perpetua, un nombre que viene inmediatamente a mi memoria es D.L. Moody.

Dato Tres

La incorporación de una iglesia le permite al ministerio celebrar contratos bajo su propio nombre. Uno de los hechos más maravillosos de incorporación es que el ministerio puede celebrar contratos, tales como ser propietario de su propio nombre sin tener la necesidad de comprometer al fundador por cualquier resultado negativo que pueda ocurrir. Déjenme explicarles cómo funciona esto: Digamos que la iglesia XYZ firma un contrato de renta por tres años por un edificio que alquila del Propietario ABC. Después del tercer año, la iglesia decide moverse a otra ubicación, por lo que le da al propietario la notificación correspondiente y evacua de acuerdo a los términos del contrato. Sin embargo, el propietario está molesto porque la iglesia se mueve, e intenta demandar a la iglesia. Él no puede nombrar al pastor o la junta directiva como demandados porque el contrato esta celebrado con la corporación. En el triste evento de que la iglesia deba cerrar sus puertas y disolverse, el fundador y la junta directiva pueden hacerlo de forma responsable sin comprometerse con ningún reclamo que el propietario pudiera hacer.

Tres mitos sobre la incorporación

Mito Uno

La incorporación de una iglesia la hace sujeta al estado y no a Cristo. Esta idea viene de una falta de comprensión que establece que una corporación es una entidad separada de la verdadera iglesia en sí. La verdadera iglesia es el Cuerpo de Cristo, Su novia. La corporación es solamente un vehículo que utilizamos para involucrarse en transacciones de negocios, poseer propiedades y proteger a la verdadera iglesia. Una iglesia es libre de predicar el evangelio, sus doctrinas y creencias aun si vuelan en el rostro de las políticas públicas sin ningún obstáculo o miedo. La idea que nos dice que una iglesia no tiene permitido predicar libremente y que firma una renuncia a sus derechos no está basada en la verdad.

Mito Dos

Cuando una iglesia se constituye como sociedad, debe firmar una renuncia a sus derechos de libertad de expresión. Hay un mito por allí rondando Internet que dice que una iglesia incorporada puede obtener un estatus de exención de impuestos solamente si aplica para el estatus 501(c)(3) y firma su renuncia a derechos de libre expresión. El por qué ese mito continúa hasta el día de hoy aun es un misterio para mí. En StartCHURCH hemos ayudado a miles y miles de iglesias a obtener un estatus 501(c)(3) y nunca se le ha pedido a ninguna iglesia que firme su renuncia a derechos. Las cortes también han decretado claramente sobre las protecciones constitucionales proporcionadas a la iglesia, las cuales prohíben la interferencia del gobierno con su derecho de adorar libremente.

Mito Tres

Usted está sujeto a las regulaciones estatales y federales solamente si está incorporado. Este es uno de los mitos más prominentes de todos al referirse a la incorporación de iglesias. Si es cierto que existen regulaciones federales y estatales aplicables, pero existen solamente cuando la iglesia no crea las clausulas apropiadas que mantienen el control en sus artículos de incorporación. Por ejemplo, muchas leyes estatales automáticamente otorgan el poder de controlar una iglesia incorporada a los miembros a menos que incluya una cláusula que establezca lo contrario. Tristemente, hay algunas personas que creen que una iglesia nunca debe rendir cuentas al gobierno federal o estatal y que no hay ninguna ley del IRS que apliquen a la misma. Tal vez el peligro más grande de esta creencia es la idea de que si una iglesia permanece sin ser constituida como una sociedad, no estará sujeta a leyes fiscales tales como la retención de impuestos de seguro social de sus empleados, sus ministros teniendo que pagar los impuestos sobre los salarios pagados a ellos al igual que otros impuestos sobre la renta por negocios no relacionados con la iglesia. Una iglesia que intentó esto es el Templo Bautista de Indianápolis. La iglesia se llamaba a sí misma una iglesia libre, y por lo tanto no retenía ningún impuesto sobre seguro social de sus empleados. Como resultado, una corte federal ordenó el embargo de sus activos para poder pagar sus deudas fiscales federales. Al lidiar con la auditoría de iglesias, la sección 7611(H)(1)(A) claramente declara que el código pertenece a iglesias incorporadas y  no incorporadas, y a aquellas afirmando ser iglesias. Esta es una contradicción directa para aquellos que creen que una iglesia “libre” es inmune a cualquier responsabilidad ante el IRS.

¿Cómo incorporarse?

Puede que usted tenga muchas preguntas sobre incorporación y cómo debe hacerse. Mientras que esto requiere la dirección de expertos, en esencia uno debe llenar un documento que en la mayoría de estados es llamado los artículos de incorporación. Este documento forja el inicio de su corporación cuando es presentado ante la secretaría de estado y archivado con un sello. Nuestro nuevo producto actualizado y revisado titulado “Incorporate” lo llevará a través del proceso completo en los cincuenta estados. Solamente necesita instalarlo y seguir las instrucciones. Antes de que usted se dé cuenta, tendrá los artículos de incorporación que parecerán haber sido bosquejados por un experto. Incluso hasta le permite registrarse en varios estados y también modificar artículos de incorporación ya existentes a los que les puedan faltar componentes esenciales. Haga clic aquí para más información.

Uso ilegal de los fondos de la iglesia para comida y gasolina

El no podía creer que algo que había hecho por tantos años era en realidad ilegal. En los 6 años en los que había pastoreado la iglesia, el fuerte y muscular “Pastor T.”, como le llamaban cariñosamente, se había asegurado que la iglesia siempre fuera en primer lugar. Su salario era pequeño, y muchas veces cuando los fondos de la iglesia eran bajos, optaba por renunciar a su cheque de pago. Ahora, mientras él y yo platicamos durante un receso en la conferencia La Máxima Estructura de la Iglesia, se dio cuenta que la forma en la que la iglesia había estado pagando por su gasolina y comidas se encontraba fuera de cumplimiento con las secciones 62(a)(2)(A) y 4958(c)(1)(A). Esto lo puso a él, su iglesia y su junta directiva en riego de convertir todas esas transacciones en ingresos imponibles, y en riesgo de pagar multas sustanciosas.

La iglesia pagaba por las comidas y los viajes

Seis años atrás, un poco después de iniciar la iglesia, el Pastor T. inició un programa de alcance a motociclistas que requería que pasara mucho tiempo viajando asistiendo a rallies y ministrando a las personas más duras y difíciles de América. Utilizaba su motocicleta personal mientras que la iglesia pagaba por sus comidas y su gasolina. Cuando necesitaba asistir a un rally o realizar evangelismo, llenaba el tanque de su motocicleta con la tarjeta de débito de la iglesia. Mientras se encontraba de viaje, también utilizaba la tarjeta de débito de la iglesia para pagar por su comida, media vez presentara todas las facturas a la iglesia. ¿Cómo podría eso estar mal? ¿Por qué era malo y por qué no podía hacerlo? Esas eran sus preguntas más urgentes. Continúe leyendo, y encontrará las respuestas más abajo.

Buen corazón, mala práctica

He conocido cientos y cientos de pastores que tienen muy buen corazón, pero muy malas prácticas cuando se trata de los libros de la iglesia. Los buenos libros no solamente llevan los registros de los ingresos y gastos, sino que se adentran mucho más en la materia. Los buenos libros también llevan registros de forma que cumplen con las leyes terrenales. Los libros del Pastor T no cumplían con estas leyes. Ellos no pagaban su gasolina y su comida de acuerdo con la ley.

Lo que la ley requiere

La sección 62 del IRS requiere que todas las transacciones que pagan por gasolina y comidas deben ser “registrables”. Esto significa que la transacción debe ser detallada de tal manera que el individuo no reciba ganancias personales. La Sección 62 requiere que la iglesia establezca un programa de reembolso/gasto registrable para asegurar lo siguiente:

  1. La transacción debe estar documentada para probar que tenía un propósito eclesiástico necesario: El simple hecho de registrar una transacción no cumple con este requisito. La iglesia debe ir un paso más adelante al documentar la razón de la transacción y mostrar la necesidad de la misma para cumplir con el propósito de la iglesia.
  2. La transacción debe probar que el Pastor T. no recibió más de lo que en realidad se gastó: Cuando la iglesia pagaba por llenar el tanque de gasolina del Pastor T., la iglesia no le requería llevar registro de sus millas. Por lo tanto, cuando visitaba los rallies, algunas cantidades residuales de gasolina se quedaban en su tanque de gasolina. El nunca pensó en realidad en esto, ni cómo se utilizaba la gasolina.
  3. La iglesia debe tener una política que requiera la devolución de excedentes de pagos: La iglesia necesita implementar, como parte de su plan, una política que requiera que se devuelvan los excedentes de pagos dentro de un periodo de tiempo razonable. Por ejemplo, supongamos que el Pastor T. compra un nuevo micrófono inalámbrico que utilizará mientras viaja. Lo compra con su tarjeta de crédito personal. La iglesia le reembolsa el dinero de la compra, pero después de utilizarlo durante dos semanas, el Pastor T. decide que la calidad no es lo suficientemente buena y decide devolverlo. El vendedor reembolsa su tarjeta de crédito. El Pastor T. debe reembolsar a la iglesia dentro de un periodo de tiempo establecido. Yo recomiendo que la política de la iglesia requiera la devolución de fondos excedentes en un periodo de 60 días.

¿Cómo implementar un programa de reembolso registrable?

La clave para realizar un plan de reembolso que sea beneficial para todos es el ponerlo por escrito. En la línea de pensamiento del gobierno, se le da una importancia significativa a la intención y las discusiones a distancia. Por lo tanto, la implementación adecuada es requerida para asegurar que el plan de reembolso está considerado como calificado bajo el código del IRS. Hay tres pasos para obtener un plan de reembolso registrable legalmente implementado en su iglesia. Estos son:

  1. Escriba una lista de todos los posibles gastos en los que el pastor pueda incurrir durante el curso normal del ministerio. Nuestro Manual de la Máxima Estructura de la Iglesia tiene una lista de 11 gastos que deberían ser documentados.
  2. Cree un formulario de reembolso y prepare una política de reembolso. Se puede encontrar una copia en las páginas 110-111 del Manual de la Máxima Estructura de la Iglesia.
  3. Lleve a cabo una reunión con la junta directiva y discuta la implementación del plan de reembolso registrable; presente el formulario y política de reembolso, y haga que la junta directiva los aprueben. Una muestra de las minutas se puede encontrar en la página 109 del Manual de la Máxima Estructura de la Iglesia.

Como lo hace el Pastor T. ahora

Poco tiempo después de asistir a la conferencia, el Pastor T. realizó los cambios necesarios. Su iglesia implementó un programa de reembolso registrable utilizando los tres pasos anteriores. Escribieron una lista minuciosa de gastos que son normales en sus viajes y ministerio de evangelismo. Esto incluía viajes, comida, alojamiento temporal y otros 8 tipos de gastos. Ahora, cada vez que viaja, lleva un registro de sus millas y presenta a la iglesia una cuenta real de las millas que ha viajado y la iglesia le reembolsa esas millas utilizando las tasas de millaje estándar del IRS, la cual se encuentra actualmente a 56.5 centavos por milla. Ahora sus comidas solamente son reembolsadas si el viaje requiere que pase la noche en el lugar y si es a más de 50 millas de la oficina de la iglesia.

¿Qué hay de la sección 4958?

Mientras que se podría escribir un artículo completo sobre esto, brevemente les comentaré el problema que la iglesia del Pastor T. tenía con la forma en que pagaban por su gasolina y sus comidas. Bajo la sección 4958(a)(1), si el IRS descubre los errores del Pastor T., convertirán todas las transacciones en ingresos imponibles, ajustando de esta forma las declaraciones de impuestos de años anteriores. Entonces el tendría que pagar el impuesto sobre la renta, además de multas e intereses. También tendría que pagar un impuesto adicional de 25%. Entonces, si la iglesia no corrige el problema a finales del año en curso, el impuesto adicional vuela al 200%. Adicionalmente, la sección (a)(2) impone un impuesto de 10% sobre todos los miembros de la junta directiva que participaron en las transacciones sin hacer las diligencias debidas. La sección (d)(2) declara que el impuesto puede ser tan alto como de $20,000.00.

Una advertencia sobre los agentes del IRS

El IRS ha implementado una práctica que les permite buscar lo que ellos llaman “patrones de abuso”. Bajo la práctica actual, un agente de campo tiene la autoridad de invalidar todas esas transacciones que en su opinión muestran un patrón de abuso. No se necesita mucho para mostrar ese patrón. La forma en la que la iglesia del Pastor T. pagaba por la gasolina y las comidas era suficiente para que el IRS lo declarara abuso y buscara todos los reembolsos hechos por la iglesia.

La práctica hace al maestro

Yo los aliento a que se tomen el tiempo de crear un plan de reembolsos registrables. Invierta tiempo y dinero para conseguir el conocimiento que necesita para proteger el ministerio que Dios ha puesto en sus manos. Regístrese en una de nuestras conferencias. No se arrepentirá de haberlo hecho; lo podemos garantizar.

Cómo Proteger los Activos de la Iglesia

Cuando encuesto a la dirección del ministerio hoy, veo un país que está siendo dividido desde el interior. Nuestra cultura legislativa se ha tornado hostil hacia las iglesias y es litigioso por naturaleza. Actualmente, existen más de 1,000 iglesias que están siendo demandadas mensualmente. Esta es una cantidad exuberante de 12,000 iglesias al año. En mis Conferencias de la Maxima Estructura de la Iglesia, muy comúnmente les pregunto a los pastores qué están haciendo para sobrevivir este ataque violento; la mirada en sus rostros revela que, mientras es importante para ellos, se encuentran perdidos sobre cómo prepararse estratégicamente. Las iglesias hoy en día deben tener una respuesta adecuada si van a desarrollarse en un territorio en donde el gobierno continúa imponiendo regulaciones y leyes restrictivas que atacan las disciplinas de la fe. Voy a mostrarles como una Corporación de Fondos puede ser parte de esa respuesta.

Percibiendo el panorama legal 

A pesar del panorama legal litigioso de los Estados Unidos, cada año miles de líderes valientes se arriesgan a fundar una iglesia. Mientras esto es bastante alentador, algo me preocupa grandemente. Muchas de estas almas valientes lo hacen sin percibir el ambiente legal al que ingresarán cuando inician sus iglesias. Desafortunadamente, existe una alta probabilidad de que la iglesia enfrentará ciertos problemas legales durante los siguientes cinco años. Aunque este hecho esté en la mente de varios ministros, la mayoría no tiene respuestas adecuadas y no únicamente para sobrevivir a los problemas legales, sino también para desarrollarse.

La iglesia más antigua en Georgia pierde su propiedad

La Iglesia de Cristo, la Iglesia Episcopal más antigua en Georgia (fundada en 1733) tomó cierta actitud contra la Iglesia Episcopal nacional cuando eligieron a su primer obispo homosexual de forma abierta. La congregación decidió dejar la iglesia nacional y unirse a la Iglesia Anglicana. En respuesta a esto, la iglesia nacional presentó una demanda en la corte por el edificio de 3 millones de dólares y la propiedad que la iglesia ha utilizado desde 1733. La Corte Suprema de Georgia decretó 6 a 1 a favor de la iglesia nacional y obligó a que la congregación que había abandonado la iglesia abandonara el 100% de sus activos. Mientras este caso trata sobre derechos de propiedad de congregaciones que son parte de denominaciones, también nos brinda experiencia en cuanto a cuál es la mejor estructura para la posesión del dinero, vehículos, equipo y propiedades de la iglesia—la corporación de fondos.

Parte de la Fundación de una iglesia es tener una estrategia de persecución legal 

Sabiendo lo que sé, si yo fuera a fundar una iglesia actualmente, trabajaría arduamente con el objetivo de proteger todos los activos de la iglesia, incluyendo el dinero, introduciéndola a una corporación de fondos. Jesús dio a los discípulos una directriz severa cuando él dirigió el primer programa de alcance Cristiano. Después de consagrarlos para curar a los enfermos, sacar fuera demonios y levantar a los muertos, Él también les dijo que fueran “sabios como serpientes e inocentes como palomas” ya que (como Él menciona en su próximo versículo) sufrirían persecuciones legales. La iglesia tiende a obtener la parte de ser inocente como una paloma de forma correcta, pero nunca sabe realmente cómo ser sabios como serpientes dentro del contexto de lo que Jesús dijo a los discípulos. Él envío a los 12 y esperó que utilizaran su sabiduría (término griego-astucia) para manejar las persecuciones legales que iban a enfrentar. Temo que este tipo de planificación ni siquiera se encuentra en el radar de la iglesia actualmente.

Razones más comunes por las cuales las iglesias terminan en la corte 

Existen muchas razones por las cuales las iglesias terminan en la corte. Sin embargo, 3 de las 5 principales razones enumeradas a continuación son las que más afectan a las iglesias una y otra vez ya que las iglesias continúan no teniendo una respuesta real. La número dos de la lista le sorprenderá.

  1. Reclamos por daños personales: Cada año, miles de iglesias deben presentar reportes de reclamos por daños con sus compañías de seguros. Muchos de estos terminan en litigación en donde la parte perjudicada reclama dolor y sufrimiento y busca una mayor compensación monetaria. Lo que me asombra sobre estos reclamos es que la gran mayoría son reclamos en cuanto a caídas y resbalones y accidentes en el altar. Naturalmente, la mayoría de las iglesias responden llamando a su compañía de seguros. Sin embargo, ¿qué sucede si la demanda es por más de lo que las obligaciones de la iglesia puede cubrir?Déjeme darle información interesante sobre cómo se desarrolla una demanda en contra de la iglesia. Cuando alguien consulta a un abogado de litigación sobre una herida que él/ella reclama haber sufrido en su iglesia, el abogado considera si es un caso que podría ganarse y si él/ella obtendrá un pago si ganan. Una forma en la que el abogado averigua es investigando si la iglesia tiene activos. Al mantener todos los activos de una iglesia en una corporación de fondos, lo más probable es que el abogado quiera tomar el caso. Si él/ella gana el caso contra una iglesia que no tiene activos, es difícil que él mismo reciba algún pago, y por lo tanto, ¿por qué gastaría tiempo en un caso como este? Al final, él/ella quiere ser remunerado. 
  2. Cobertura de Seguro: Usted probablemente se sorprenderá al leer este. Muchas iglesias se confían en que tienen seguro. De hecho, este es probablemente el único esfuerzo real de la iglesia para proteger sus activos. Sin embargo, para muchas iglesias el año pasado, la cobertura que creyeron que tenían realmente no estaba allí. ¡Es correcto! De las 5 razones por las cuales las iglesias terminan en la corte, una de ellas es que la compañía de seguros no cubre los reclamos. Y así, lo podemos observar desde dos perspectivas. En un lado se encuentra un mundo litigioso hostil y en el otro lado se encuentra una compañía de seguros que vende una prima de 50 páginas que no puede ser entendida por una persona común.Solamente por el hecho de tener seguro, no significa que está a salvo. Es importante tenerlo, pero es más importante asegurarse de utilizar una compañía confiable.
  3. Conflictos sobre propiedad de la iglesia: Una razón bastante importante para tener una corporación de fondos es el número de demandas por conflictos de propiedad que se llevan a cabo cada año. Estas regularmente giran alrededor de la posesión cuando ocurren separaciones u otras decisiones importantes por parte del liderazgo que está perdiendo popularidad. Cuando estas cosas suceden, recuerdo que para crear una iglesia y para que la misma rinda frutos, nadie paga un mayor precio que los fundadores. Solo imagine si desde un principio usted tuviera todos los activos de la iglesia dentro de la corporación de fondos. Los conflictos por propiedad nunca serían un problema y su sueño siempre estaría protegido.

Cómo funciona una corporación de fondos 

Una corporación de fondos es una corporación separada creada por la iglesia con el único propósito de resguardar los activos de la iglesia. La corporación está formada de acuerdo a la sección 501(c)(2). La iglesia es la organización original ya que es el único miembro de la corporación. Es aquí en donde yace el poder de la corporación de fondos. La iglesia no posee la corporación de fondos, al contrario, es su único miembro y su membresía nunca puede ser revocada, cancelada o suspendida por ninguna razón. Si la iglesia alguna vez es demandada, la corporación de fondos no puede ser demandada porque es una organización separada. Si la iglesia pierde una demanda, sus activos están seguros ya que no se puede perder algo que no se posee. Todos sus activos están resguardados en la corporación de fondos. Este tipo de estructura es superior a la de una Compañía Exenta de Impuestos de Responsabilidad Limitada de Socio Único ya que han sido perforadas en procesos legales de bancarrota en varios estados.

¿Qué pasa si la corporación de fondos intenta rebelarse? 

La siguiente pregunta es hecha frecuentemente, “Si la iglesia no posee la corporación de fondos, ¿qué pasaría si se rebelara?; ¿perdería la iglesia sus activos?” Por supuesto, la respuesta es “NO”. Sin embargo, esto es así si se estableció adecuadamente; la corporación de fondos es una corporación de socio único. El único socio tiene el poder de designar y destituir a la junta directiva en cualquier momento con o sin causa. Esto mantiene a la corporación de fondos con un único propósito y causa.

¿Quién cubre tu punto ciego? 

En mis miles y millones de conversaciones con pastores alrededor de América, puedo observar que cada pastor tiene un punto ciego. Sin embargo, ese punto ciego crece y crece a medida de que las leyes de nuestro país se tornan más y más hostiles. ¿Quién está cubriendo tu punto ciego? Esto es lo que me mantiene despierto trabajando muchas noches. He dedicado mi vida a ayudar a proteger las vidas de pastores y líderes del ministerio alrededor de los Estados unidos. Cada día StartCHURCH ayuda a establecer estrategias de protección para iglesias y ministerios en el ministerio actual del mundo. ¡Haga clic aquí para obtener más información sobre cómo iniciar su Corporación de Fondos, o llámenos sin cargos al 877-494-4655!  

¿Debo reportar el Subsidio por Vivienda en mi Declaración de Impuestos?

Punto Clave: El subsidio por vivienda no se reporta en la declaración de impuestos como una deducción. Sin embargo, bajo ciertas circunstancias, sí se reporta en Horario SE, al 15.3%. Esto sucede si el ministro no ha aplicado una solicitud para exención de impuestos por trabajo independiente. 

Una de las preguntas más comunes realizada por pastores, tesoreros, CFOs y administradores durante este período del año está relacionada con el subsidio por vivienda, y es esta: “¿Cómo reporto el subsidio por vivienda en la declaración de impuestos del ministro para que él/ella pueda obtener una deducción?” Mi respuesta usualmente es, “No lo hace”. La razón es que el subsidio por vivienda es una exclusión de ingresos para propósitos de impuesto sobre la renta. En la sección 107 del Código Interno de Ingresos el subsidio por vivienda es un ingreso que no tiene permitido excluir de su declaración de impuestos. La cantidad es igual al menor de los siguientes:

  1. El costo actual de su vivienda;
  2. El valor de renta justo de su vivienda anualmente; o
  3. El ingreso total que usted recibe, por parte de la iglesia o iglesias que lo remuneraron.

Déjeme darle un ejemplo. La Iglesia ABC le pagó $50,000.00 al Ministro X el año pasado. Sus gastos calificados totales de vivienda fueron $20,000.00. De los $50,000.00 de compensación que recibió por parte de la iglesia, tiene permitido excluir de su declaración de impuestos $20,000.00. Esto significa que en su declaración de impuestos únicamente reporta $30,000.00 de ingreso bruto. Los $20,000.00 del subsidio por vivienda no se reportan en su declaración de impuestos.

¿El subsidio por vivienda se reporta en algún lugar? 

Luego de que la iglesia calcula correctamente el subsidio por vivienda, necesita reportarlo en la casilla 14 del formulario W-2. Existen dos razones principales sobre la importancia de reportarlo en el formulario W-2.

  1. Mientras el subsidio por vivienda no se reporta en la declaración de impuestos para darle una deducción, si usted no ha aplicado para exención de impuestos por trabajo independiente, el subsidio por vivienda deberá ser reportado en el Horario SE para que los impuestos de trabajo independiente del 15.3% puedan ser pagados en el subsidio de vivienda. Lo explicaré más adelante.
  2. Para los propósitos de la compra de una casa, el reportar el subsidio por vivienda en la línea 14 será considerado un ingreso recibido para propósitos del banco, lo cual lo posiciona de mejor forma cuando un banco está considerando aprobarlo para un préstamo para la compra de una casa.

Ahora que el subsidio por vivienda ha sido reportado en la casilla 14 del formulario W-2, reportarlo en la declaración de impuestos depende del estado del pastor en relación al impuesto de trabajo independiente. Si el ministro ha aplicado para el IRS para exención de impuestos por trabajo independiente, entonces él/ella no deberá reportar el subsidio por vivienda en la declaración de impuestos. Sin embargo, si el ministro no ha aplicado para la exención, él/ella deberá reportar el subsidio por vivienda en el Horario SE. Una cosa que debemos saber es que el ministro puede preparar una hoja de ajustes y deducir gastos de negocios no reembolsados contra el subsidio por vivienda. ¿Suena confuso?

¿Por qué la confusión?

La confusión está más estrechamente relacionada con la forma en que una iglesia percibe el subsidio de vivienda. Fue alrededor del año 1921 que se estableció, habiendo sido enmendado tres veces ya para acomodar el número los de ministros que, ya sea rentan o poseen sus propias casas. Estas tres enmiendas no han sido bien comprendidas por muchos pastores, líderes, CPAs, y profesionales de impuestos, resultando en muchos ministros que no saben lo que dice el código (pagando más impuestos que lo que deberían) o simplemente que se meten en problemas fiscales serios. Observemos algunos de los errores que las iglesias cometen con el subsidio por vivienda.

  1. La iglesia y la junta están de acuerdo en que el pastor debería tener un subsidio por vivienda, pero nunca lo registran en minutas utilizando un lenguaje adecuado. Este error en sí es lo suficientemente grande para anular completamente el subsidio por vivienda.
  2. La iglesia paga un subsidio por vivienda establecido en un número definitivo. La iglesia comúnmente paga ya sea demasiado o muy poco. Déjeme explicarle mejor: La Iglesia ABC decidió pagarle al Pastor B un salario de $20,000.00 y un subsidio por vivienda adicional de $20,000. En un mundo perfecto, él únicamente pagaría impuestos sobre $20,000.00 pero se requiere que realice un reporte anual para asegurar que él puede evidenciar el calificar para gastos de subsidio por vivienda de por lo menos $20,000.00. Por lo tanto, si él únicamente puede documentar $15,000.00 para calificar para gastos de subsidio de vivienda, los $5,000.00 restantes deben ser reportados como un ingreso regular en su declaración de impuestos. Esto podría desbalancear las  declaraciones 941 trimestrales si la iglesia no separa algo para este cambio de última hora.Por el otro lado, si el Pastor B puede documentar el calificar para gastos de subsidio por vivienda mayores de $20,000.00, no sería capaz de beneficiarse de los gastos adicionales de calificación, ya que su iglesia estableció un límite en su habilidad para aprovecharse de estos gastos; declarándolo oficialmente pagaría un subsidio por vivienda de $20,000.00.
  3. El pastor nunca llena una declaración de subsidio por vivienda que evidencia los gastos de calificación. Muchas iglesias simplemente llenan la casilla 14 del formulario W-2 basándose en el número que establecieron al principio del año sin siquiera verificarlo.

Hacemos cualquier esfuerzo para educar líderes sobre la importancia de reportar el subsidio por vivienda de forma adecuada ya que un error puede llevar a discrepancias serias en los reportes anuales. Sin embargo, parece que de forma nacional, el número de iglesias que reporta de forma errónea ha incrementado.

¿Necesita más explicaciones?

Si usted quiere asegurarse de estar documentando de forma adecuada el subsidio por vivienda, por favor llámenos al 770-638-3444. Será un placer para nosotros ayudarlo. También puede asistir a una de nuestras conferencias. Cubrimos el subsidio por vivienda de forma detallada.