Oradores extranjeros invitados

Predicó un mensaje poderoso en los servicios de avivamiento en McAllen, Texas. La iglesia efectuó un avivamiento de tres días que culminó con un mensaje sobre las misiones del Reverendo Danilo, el pastor de una iglesia de México. La iglesia le otorgó al Reverendo Danilo unos honorarios de $1.000,00 como ayuda para regresar a su tierra natal.

Un mes después, el tesorero de la iglesia se enteró de que la iglesia había infringido la ley al entregarle los honorarios al Reverendo Danilo. Tendrían que haber retenido el 30% de los honorarios y pagarlo al Servicio de Impuestos Internos (IRS).

 Un problema muy común

Todos los domingos, las iglesias de distintos estados reciben a un orador que no es ciudadano de los Estados Unidos. Durante los años en que he enseñando cómo cumplir con las leyes en nuestras Conferencias Definitivas sobre la Estructuración de una Iglesia, descubrí que casi el 100% de las iglesias ni siquiera saben que existe una ley escrita que rige los honorarios que se pagan a los extranjeros no residentes. A continuación puede leer los pasos que la iglesia de McAllen tuvo que haber llevado a cabo para entregar los honorarios al Reverendo Danilo.

  1. Asegurarse de que el Reverendo Danilo tuviese una VISA válida para estar en los EE.UU.
  2. Asegurarse de que el Reverendo Danilo tuviese un número de identificación individual del contribuyente (ITIN, por sus siglas en inglés) así como un número de seguro social o que solicitara un número usando el formulario W-7.
  3. Darle al Reverendo Danilo el formulario 8233 del IRS y la publicación del IRS 515 para ver si es “residente de un país con el que exista un tratado”. La mayoría de las iglesias no saben que los Estados Unidos tienen tratados con muchos países que eximen de retenciones a los extranjeros no residentes, cuando reciben ingresos por honorarios. En el caso del Reverendo Danilo, se podría haber preparado el formulario 8233 para solicitar una exención de retenciones fiscales, invocando el Artículo 14 del Tratado.
  4. Si el Reverendo Danilo procedía de un país con el que los EE.UU. no tienen un tratado, la iglesia tendría que haberle dado un formulario W-8BEN en lugar de un formulario 8233. El Reverendo Danilo tendría que haber completado el formulario W-8BEN y la iglesia tendría que haber retenido el 30% de los honorarios de acuerdo con lo establecido en la sección 1441.
  5. Después de pagar los honorarios al orador invitado, la iglesia tiene que depositar el dinero retenido en un banco de la reserva federal, presentando el formulario 8109-B o Cupón de Depósito de Impuestos Federales.
  6. Al final del año, la iglesia debe completar el formulario 945 del IRS para informar la retención adicional que hizo sobre los honorarios del pastor Danilo. El formulario 945 se debe presentar antes del 31 de enero del año calendario siguiente.

Un milagro

Hay cosas en la vida que todos consideramos difíciles o imposibles y que cuando ocurren, las llamamos milagros. Los 6 pasos que mencioné antes parecen caer en esa categoría. En StartCHURCH efectuamos aproximadamente 40 conferencias al año. En cada conferencia, enseñamos los pasos para albergar a un extranjero no residente como orador y cómo darle un honorario de manera apropiada. Lo que descubrí en muchas de mis conversaciones con los pastores es que, después de escuchar esta enseñanza, un gran número de iglesias siguen teniendo dificultades para cumplir en esta área.

La iglesia de McAllen decidió que no sólo iban a escuchar sino que iban a actuar. Hicieron todo lo necesario para corregir el problema y cumplir con las leyes. ¡Eso es un milagro! ¿Su iglesia será también una hacedora de milagros?

Tres errores comunes que se cometen cuando se inicia una iglesia

El otro día estaba conversando con un pastor de Chicago que estaba experimentando algunos problemas personales con su declaración de impuestos porque informó incorrectamente su subsidio de vivienda. El Servicio de Impuestos Internos (IRS) había revisado sus impuestos y le pidió que fundamentara el subsidio de vivienda que había declarado en el Anexo C.

La iglesia emitió un 1099

Cuando el pastor procedió a hacer su declaración en 2007, lo hizo como siempre lo había hecho. Declaró todos los ingresos obtenidos en la iglesia en el anexo C porque la iglesia le emitió un 1099-Misc en lugar de un W-2. Para complicar más las cosas, la iglesia declaró ingresos por $74.000,00 en el recuadro siete, lo cual lo obligó a declarar su subsidio de vivienda de $39.000,00 como una deducción por negocios.

Todo parecía estar bien, hasta que recibió una carta en la que se le pedía que fundamentara el subsidio de vivienda. Envió al IRS una copia de todos los gastos de su hogar, sin embargo, eso no fue suficiente. Luego, el IRS le solicitó las actas oficiales donde se designaba el subsidio de vivienda. No las pudo encontrar. Sin las actas oficiales, el subsidio de vivienda no tenía ningún valor para el pastor.

 La manera en la que el IRS vació la cuenta de la Iglesia

Retrocedamos 9 años. Cuando el pastor inició la iglesia, tenía $50,00 a su nombre. Su visión, al igual que hoy, era ganar lo perdido, predicar la Palabra con tenacidad y enseñarle a la gente a obedecer todos los mandamientos de Dios. A pesar de que hasta la fecha ha sido fiel a la visión que Dios le dio, los pasos que tomó para establecer la base legal de la iglesia carecían de estrategia. El siguiente resumen de la concepción legal de la iglesia muestra lo que quiero decir.

Después de escoger un nombre, abrió una cuenta corriente para la iglesia. Lo hizo sin hacer la incorporación ni solicitar un número de identificación del contribuyente. Al carecer de un número de identificación del contribuyente, usó su número de seguro social para abrir la cuenta. La iglesia tuvo un buen comienzo y le fue bastante bien. De hecho, la iglesia llegó a tener casi 200 miembros y tenía un promedio semanal de 175 asistentes.

A finales del año 2008, cuando no pudo justificar el subsidio de vivienda, el IRS le calculó un impuesto, con multas e intereses, por un monto de $9.875,00. Esto lo entristeció y decidió que la única manera de arreglar el problema era solicitar un plan de pagos. Eso lo puso en una situación verdaderamente difícil y alrededor de 7 meses después comenzó a atrasarse en los pagos. Las computadoras del IRS le comenzaron a enviar varias cartas, hasta que finalmente le enviaron una en la que le decían que procederían a liquidar sus bienes y que le aplicarían gravámenes.

Cuando el sistema del IRS buscó cuentas bancarias, encontró la cuenta corriente de la iglesia con su número de seguro social y la vació. Bueno, retiró más de $10.000,00 de la cuenta corriente de la iglesia.

 El pesar que pueden provocar esos simples errores

Las pequeñeces siempre le provocan a las iglesias el mayor de los pesares. Las Escrituras nos recuerdan que son las zorras pequeñas las que arruinan las viñas (Cantares 2:15). Se van acumulando simples descuidos por aquí y por allá. Revisemos los errores que se cometieron en esta iglesia y cómo pudieron haberse evitado.

Error #1: Abrieron la cuenta corriente de la iglesia antes de realizar la incorporación y obtener un número de identificación del contribuyente. Nunca abra una cuenta corriente para la iglesia con su número de seguro social. El IRS entenderá que usted está haciendo negocios con dicha cuenta bancaria y obtendrá acceso a la misma cuando se trate de sus impuestos personales. Primero, debe realizar la incorporación, obtener un número de identificación del contribuyente y luego puede abrir la cuenta corriente para la iglesia como si fuera una empresa, usando su propio número de identificación del contribuyente. Estoy seguro de que muchos de los que están leyendo esto están teniendo problemas para pasar saliva porque se están dando cuenta de que cometieron el mismo error.

Error #2: La iglesia le emitió al pastor un 1099-Misc. Aunque muchas iglesias lo hacen, no es correcto. La iglesia tendría que haber emitido un W-2, declarando $35.000,00 en el recuadro 1 y $39.000,00 en el recuadro 14.

Error #3: La iglesia tomó por sentado que el subsidio de vivienda era algo que ya estaba pagado y lo llamó subsidio de vivienda, sin embargo, no lo designó en ninguna de las actas de las reuniones del directorio.

 ¿Cómo está el pastor de la iglesia?

Afortunadamente, su iglesia sintió el primer aguijonazo, pero se recuperó. Canceló algunas actividades de divulgación y dio marcha atrás a algunas reparaciones que necesitaba hacer. Aprendió la lección de comenzar las cosas correctamente. Iniciar no sólo se trata de predicar y hacer números. También está cimentando una iglesia sobre una base sólida prestando mucha atención a los detalles. Como regla general, cuando tenga dudas, pida ayuda y cuando esté seguro, es probable que esté equivocado. La ayuda siempre le llegará… si está dispuesto a encontrarla.

 

5 puntos acerca de la ordenación que lo mantendrán libre de problemas

Esto es una historia basada en hechos reales

Cuando le pidieron que celebrara una boda, el pastor Leavy se sintió honrado, especialmente porque las personas que se iban a casar eran viejos amigos suyos de la infancia. Todos habían crecido en el mismo pueblo de Texas y habían asistido a la misma iglesia. En ese momento, la pareja de novios vivía en Ohio y querían que el pastor Leavy celebrara la boda y firmara la licencia de matrimonio.

Un poco de historia sobre el pastor Leavy

Desde su infancia, el pastor Leavy había servido a su iglesia. Sintió el llamado al ministerio y trabajó en casi todos los departamentos del mismo. Cuando surgió la oportunidad de obtener su licencia como ministro, él fue el primero en inscribirse. Quien había sido su pastor durante 17 años celebró una ceremonia ante toda la congregación y le emitió una licencia ministerial. Poco tiempo después de licenciarse, el pastor Leavy compartió lo que sentía con su propio pastor, quien en el futuro cercano el Señor le abriría una puerta para comenzar una iglesia. Por algún motivo, el pastor Leavy detectó una respuesta “poco entusiasta” de su pastor.

Un año después, luego de entablar varias conversaciones sobre cómo iniciar una iglesia nueva, el pastor Leavy le preguntó a su pastor si le ayudaría a comenzar una nueva iglesia. Él deseaba seguir un programa de lanzamiento de veinte semanas y hacerlo con la bendición de su pastor. La única respuesta de su pastor fue: “No estás listo”. El pastor Leavy decidió esperar nueve meses antes de volvérselo a preguntar. Mientras tanto, la relación con su pastor parecía deteriorarse.

Actuando por su cuenta

Ahora, nueve meses después de su última conversación sobre comenzar una iglesia, el pastor Leavy volvió a pedirle ayuda y la bendición a su pastor, sin embargo, su pastor volvió a mostrarse reticente. Compartiendo sus más sinceras convicciones sobre la cuestión, el pastor Leavy dijo: “Estoy tan convencido de que el Señor puso esta nueva iglesia en mi corazón que me siento obligado a hacerlo por mi cuenta”. Su pastor le dio algunos consejos:

  1. No inicies la iglesia demasiado cerca de la mía.
  2. No tienes autorizado decirle a nadie de esta iglesia que vas a iniciar una iglesia.
  3. Si alguien de esta iglesia te sigue, dile que regrese.

Un mes después, el pastor Leavy inició una iglesia nueva a catorce millas de su antigua iglesia. Aunque le hubiera encantado recibir la bendición de su pastor, sabía que había llegado el momento de separarse y seguir el llamado de su corazón. A un año de la puesta en marcha de su iglesia tenía 61 miembros y pronto firmaría un contrato de arrendamiento para mudarse a una nueva ubicación.

La boda en Ohio

Faltando seis semanas para la boda, el pastor Leavy se encontraba haciendo preparativos, cuando un amigo lo llamó por teléfono. El amigo le informó que su antiguo pastor se enteró de la boda inminente y había manifestado su asombro de que el pastor Leavy fuera a celebrar la boda ya que él (el antiguo pastor) había revocado la ordenación del pastor Leavy.

Eso entristeció al pastor Leavy pero también planteó varias preguntas importantes. ¿Se puede revocar una ordenación? ¿Ya no soy considerado un ministro ordenado? ¿Qué pasa con la boda que se va a celebrar dentro de seis semanas en Ohio? ¿Dónde me puedo ordenar en seis semanas?

Muchos pastores se encuentran en la misma situación.

Al igual que el pastor Leavy, hay miles de pastores en los Estados Unidos que se enfrentan a circunstancias similares. Afortunadamente, hay una respuesta. Las leyes de nuestra tierra proporcionan una solución a los ministros que se encuentran en circunstancias similares. A continuación encontrará algunas noticias alentadoras:

  1. Cuando se hace correctamente, un ministro que inicia una iglesia nueva puede ser ordenado legalmente a través de la iglesia que él/ella comenzó.
  2. Hemos identificado ocho requisitos que se deben cumplir para que una ordenación sea válida (desarrollamos este tema en nuestras conferencias).
  3. Las leyes de los cincuenta estados reconocen las ordenaciones realizadas a lo largo de las fronteras estatales.

El pastor Leavy encontró una respuesta

A veces es necesario tener un buen problema para hacer que alguien se mueva en la dirección correcta. El pastor Leavy comenzó inmediatamente a buscar una respuesta. Cuando vio que íbamos a dar una conferencia en Dallas se registró inmediatamente. Allí aprendió mucho más de lo que se imaginó. Después, creamos toda la estructura legal de su iglesia, desde la incorporación, los estatutos, el 501(c) (3) y también establecimos un programa de ordenación que cumpliera con los ocho requisitos. También aprendió un dato importante que le evitó ir a la cárcel. A través de nuestro software se enteró de que el código revisado de Ohio dispone una multa de quinientos dólares y encarcelamiento de seis meses si se realiza una boda en Ohio sin tener una licencia especial para celebrar matrimonios. Afortunadamente, en seis semanas se pudo ordenar a través de su Iglesia recién establecida y obtuvo una licencia para celebrar matrimonios en Ohio.

Hechos interesantes

Permítame compartir con usted algunos hechos interesantes con respecto a la ordenación de ministros.

  1. No necesita estar ordenado para comenzar una iglesia.
  2. Después de comenzar una iglesia/ministerio, el fundador se puede ordenar legalmente a través de una resolución debidamente adoptada por su junta directiva (presbíteros o fiduciarios).
  3. Una vez que está ordenado no quiere decir que siempre estará ordenado. Una iglesia puede revocar su ordenación. De igual forma, si la iglesia que lo ordenó deja de existir, su ordenación deja de ser válida.
  4. El 12 de enero de 2012, la Suprema Corte de los Estados Unidos dictó una resolución que amplió la definición de ministro. Esta es una buena noticia.
  5. No existe ninguna ley o reglamento que le prohiba a un ministro ordenado predicar libremente el Evangelio.

¿Está seguro de que su ordenación es sólida?

Mientras reflexiona sobre su ordenación ministerial, siempre es mejor estar seguro. Si tiene cualquier duda o necesita saber más, nuestras conferencias le enseñarán todo lo que necesita. Si está considerando comenzar una iglesia o si ya lo hizo, es imprescindible que sus documentos corporativos estén escritos con el lenguaje correcto. Muchas iglesias comienzan, pero nunca consideran la calidad de sus documentos corporativos constitutivos y como resultado de eso, más tarde descubren que hay muchas deficiencias que ponen su ordenación en peligro. Llámenos al 770-638-3444. No se arrepentirá.

Ministro indocumentado recibe estatus especial de inmigrante

 

El mes pasado me encontraba en San Jose, California, llevando a cabo una de nuestras Conferencias de Estructura Primordial para Iglesias. Uno de los temas que cubrimos ese día fue el de los inmigrantes y los oradores extranjeros. Muchos pastores tenían preguntas acerca de este tema, lo cual me llevó a escribir el artículo de hoy con el fin de proveer más información acerca de la inmigración de ministros. En 1995, Carlos Alencar ingresó a los Estado Unidos con su esposa y dos hijos usando una visa de la categoría B-2, una visa de no inmigrante para visitantes. La visa fue aprobada por seis meses y no le daba a Carlos, ni a ningún miembro de su familia, la autorización para trabajar. Seis meses después, la visa se había vencido pero Carlos decidió quedarse en los Estado Unidos. Se quedó de forma ilegal y llegó a ser pastor de una iglesia que se llama Shalom Pentecostal Church. 

¿Qué es el estatus especial de inmigrante?

Después de haber sido empleado por la iglesia por 11 años, en 2009, la iglesia presentó el Formulario I-360 en nombre de su pastor para obtener la clasificación de “inmigrante especial”. La condición de inmigrante especial tiene muchos beneficios únicos porque la ley establece que si a un ministro se le concede este estatus, puede incluir a su cónyuge y a sus hijos. Sin embargo, la ley dice que para poder obtener ese estatus, el ministro debe cumplir las siguientes condiciones establecidas en el código U.S.C. 1101(a)(27)(C):

  1. El ministro debe ser un miembro de una iglesia o denominación que tiene el estatus religioso sin fines de lucro 501(c)(3) y,
  2. El ministro debe haber ingresado a los Estados Unidos antes del 30 de septiembre 2015 para poder trabajar para la iglesia, a petición de la iglesia.

Shalom Pentecostal Church creía que Carlos Alencar cumplía los requisitos y por eso entregaron la petición en su nombre. Solo faltaba que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) aprobara la solicitud. Obtener la aprobación de inmigrante especial para Carlos era muy importante para la iglesia y para él porque una vez que un ministro recibe este estatus, él/ella puede solicitar un ajuste y fácilmente adquirir la residencia permanente (USC 1255 y CFR 245.2 (a)(2)(i)(B)).

Petición denegada, la iglesia apela y gana

Cuando la iglesia presentó la petición, declaró tres cosas en su solicitud:

  1. Mostró su estatus 501(c)(3)
  2. Demostró que su pastor había sido empleado de la iglesia durante los últimos dos años.
  3. Se admitió que había estado en los Estados Unidos ilegalmente.

Después de revisar la petición, el USCIS negó la aprobación del estatus de inmigrante especial del pastor, alegando que el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos había creado un reglamento que exige que el ministro tenía que haber estado trabajando para la iglesia con un “estatus de inmigrante legal” para poder recibir el estatus especial de inmigrante. Entonces, como Carlos Alencar fue un inmigrante indocumentado, el USCIS negó la petición.

La iglesia Pentecostal y el pastor apelaron la determinación del USCIS ante el Tribunal de los Estados Unidos del Distrito de New Jersey. Sostuvo que el reglamento creado por el Departamento de Seguridad Nacional era ilegal porque violaba el estatuto de inmigrante especial que se encuentra en la U.S.C. 1101(a)(27)(C). Confirmaron que el Departamento de Seguridad Nacional excedió su poder legal (ultra vires) para crear el reglamento ya que el código nunca especifica que el ministro sea documentado. En otras palabras, alegaron que aunque el ministro haya estado indocumentado y que él/ella haya trabajado para una iglesia en los últimos dos años, él/ella todavía podía solicitar el estatus especial de inmigrante y que debía ser aprobador por el USCIS. El tribunal aceptó lo expresado por la iglesia y el pastor. El tribunal se pronunció de la siguiente manera:

  1. Afirmó que el sentido de la ley era claro y que la regulación creado por el Departamento de Seguridad Nacional no era legal. Se dictaminó que “las agencias [del gobierno] no tienen la libertad de crear excepciones a los estatutos.”
  2. Afirmó que la ley es clara y que el estatuto jurídico de los trabajos realizados incluye “todo el trabajo realizado dentro y fuera de los Estados Unidos, ya sea legal o ilegal”. Esto es importante. Según el dictamen del tribunal, el ministro puede ser ciudadano de un país extranjero, vivir en ese país extranjero y trabajar para una iglesia que se encuentra en los Estados Unidos. Después de dos años, solicitó el estatus de inmigrante especial.

El impacto de este caso

Este caso de Shalom Pentecostal Church v. Janet Napolitano puede producir un gran impacto en el número de ministros de origen extranjero que han vivido indocumentados en los Estados Unidos. Puede proveer alivio a los miles de ministros que han estado trabajando para una iglesia pero siempre bajo la amenaza de que algún día pueden ser deportados. Después de haber pastoreado una iglesia hispana, conocí a cientos de hombres y mujeres que vivían indocumentados en los EE.UU. A pesar de que se podría haber argumentado que estaban viviendo ilegalmente en los EE.UU., me sentí obligado a predicarles el evangelio y amarlos sin distinción. Sin embargo, este caso se enfoca en quienes están viviendo indocumentados en los EE.UU. y ahora están pastoreando una iglesia o han estado trabajando para una iglesia. Este dictamen podría abrir la puerta para que muchos de ellos finalmente obtengan el estado de documentados y la ciudadanía estadounidense. Puede disipar la nube de la incertidumbre que los sigue continuamente, recordándoles que un día todo puede llegar a su fin.

¿Se encuentra en esta situación?

Si usted o alguien que usted conoce está en esa situación, lo primero que su iglesia o ministerio deben hacer es adquirir el estatus 501(c)(3) con el fin de demostrar que es una organización legítima sin fines de lucro. Después, debe documentar claramente todas las obras que el ministro ha realizado para la iglesia/ministerio. Es importante que la documentación sea honesta y real. Una manera clara de hacer esto es crear un acuerdo escrito entre la iglesia y el ministro. Ni la ley el reglamento dice que el trabajo del ministro realiza para que la iglesia debe ser trabajo compensado. Al dar estos pasos, estará en el buen camino para corregir los problemas que han rondado por su cabeza desde hace tiempo.

Por qué toda iglesia debería empezar un CDC

En 1999, mi esposa y yo viajamos desde Tampa hacia el Sur de la Florida. Durante el viaje comenzamos a pensar ideas que nos ayudaran a aumentar la presencia de nuestra iglesia en la comunidad. Teníamos la determinación de hacer algo que fuera más allá de nuestros propios sueños. Queríamos hacer algo que jamás se hubiera visto en nuestro pueblito. Después de pasar varias horas pensando en grande, decidimos hacer el evento de regreso a la escuela más grande en la historia de nuestro pueblo. Continue reading

La iglesia compra automóvil para pastor: 7 cosas que debe saber

Cuando una iglesia de Carolina del Sur compró un automóvil nuevo para uso del pastor, él estuvo encantado. El pastor usaba este vehículo para hacer visitas y para transportarse de su casa a la iglesia. Debido a que la iglesia estaba localizada en un área con alto nivel de delincuencia, cada noche se estacionaba el carro en la residencia del pastor en lugar de hacerlo en la propiedad de la iglesia para así proteger el carro y mantenerlo seguro. Cuando la iglesia compró el carro, ellos pagaron $32.500,00. Dieron $2.500,00 de depósito y financiaron $30.000,00 por 6 años a una tasa de interés del 1,99%. Su cuota mensual era de $442,38. Continue reading

Cómo crear la estructura primordial para su iglesia

Imagine por un segundo que un predicador invitado viene a su iglesia y da un mensaje tan emotivo y apremiante que casi toda la congregación responde acercándose al altar. En grupos pequeños, todos se dirigen al frente, algunos llorando, otros alzando sus manos y otros arrodillados. Usted mira la transformación real en las vidas de las personas cuando su invitado impone las manos sobre muchos de ellos. Continue reading

Cinco consejos para poner en orden su subsidio a la vivienda

El hecho de que un ministro del evangelio puede asignar la totalidad o una parte de su salario de la iglesia como subsidio a la vivienda y así excluirlo de sus ingresos netos para esencialmente recibirlo libre de impuestos no es una noticia nueva. A pesar de que esta ley ha existido desde 1921, todavía hay demasiadas iglesias que siguen interpretándola incorrectamente en gran medida. Continue reading